María Elena Walsh (La Gaceta de Tucumán)

María Elena Walsh, “adelantada” de la canción infantil

Miércoles 12 de Enero de 2011 | Por Violeta de Gainza – Pdta Honoraria Foro Latinoamericano de educación musical.

Cuando a mediados de los cincuenta a la joven y genial escritora se le ocurre ponerle música a sus originales poemas para niños y, sin más, se larga a cantarlos con la guitarra, probablemente no sabía que estaba abriendo surcos profundos en la estética del canto popular infantil.

Hasta entonces, aparte de las canciones patrias -más divertidas ellas- los niños entonaban en la escuela apenas un puñado de aburridas melodías de carácter didáctico, de esas que suben y bajan disciplinadamente por la escala sin apartarse demasiado de las zonas más trilladas del registro sonoro.

Y reservaban para el recreo las rondas infantiles tradicionales que se jugaban en la vereda… Rondas de origen hispánico, alegres pero monásticas, sin saltos ni sorpresas -como tienen las brasileñas, de origen portugués- perfectamente enclavadas en los sonidos tonales básicos, que en aquellas épocas las madres sabían transmitir a sus hijos desde pequeños. Suponemos que cuando María Elena abrió la boca y comenzó a cantar no se limitó a dar pasitos con la voz, sino, probó de todo: saltos de distintos tamaños, a distintas alturas, en lugares diferentes a los que estábamos acostumbrados a escuchar, y también jugó con las duraciones… Y trocó la lisura de las corcheas por el swing de los ritmos punteados y la síncopa… Y apareció el jazz y el Brasil que seguramente llevaba en la sangre desde que era chiquita… Porque para ella los saltos melódicos no eran peligrosos ni difíciles como decían las profesoras de música… Y también era normal y natural intercalar de tanto en tanto algunos sonidos “alterados” en la melodía.

Para las canciones de María Elena los tres acordes o posiciones básicas “principales” (tónica, dominante y subdominante) no bastaban. ¡Como en el jazz hubo que convocar a los acordes “secundarios” y a algunas dominantes auxiliares!

Era exactamente lo que se necesitaba para dar el salto a la modernidad en la música popular infantil. Y ese salto lo dio María Elena solita, así como el que dio Piazzolla en el tango o Atahualpa Yupanqui y Mercedes Sosa en el folclore. El cancionero infantil de María Walsh se proyecta -la proyecta a ella como artista y creadora y nos proyecta a todos nosotros como argentinos- hacia todo el mundo hispano inaugurando una era de autonomía y libertad expresiva que permanece viva y activa.

¡Gracias María Elena!

Música para niños compuesta por niños

musica_ninos_1Repertorio de dificultades progresivas para la enseñanza del piano. Libros I y II.

Editorial: Guadalupe.

“En los últimos tiempos estamos bastante habituados a valorizar y hasta a ver publicados y expuestos los dibujos de los niños, no así la música que estos componen. Por eso quisera mencionar aquí algunos conceptos en relación con la capacidad creativo-musical infantil, producto de largos años de observaciones y trabajo pedagógico con alumnos de todas las edades.

El niño hace música respondiendo a un impulso interno ya una necesidad de expresión genuina. Solamente reacciona frente a las estimulaciones externas cuando siente una coincidencia profunda, una verdadera conjunción, entre la propuesta que recibe y sus propios intereses. Por eso, la enseñanza debería tratar siempre de despertar esa necesidad y ese impulso antes que pensar la actividad creadora en función de los resultados posibles: las composiciones musicales del niño, en nuestro caso.

Continuar Leyendo     »

Nuestro amigo el piano

nuestro_amigo50 piezas para niños compuestas por niños.

Editorial: Ricordi.

“La improvisación es una actividad habitual en mis alumnos. Antes de abordar sus lecciones, casi todos han llegado a sentir la necesidad de jugar libremente sobre el teclado durante algunos minutos. No siempre tienen conciencia del vínculo personal que tratan de establecer de este modo con la música. Este tipo de relación individual, lograda por el mismo niño, perdura y no pocas veces se transforma en el lazo firme que resiste las más agudas crisis en la relación con el instrumento, tan frecuentes a partir de la preadolescencia: el niño quizá podrá rechazar el estudio pero no el instrumento con el que se seguirá conectando e identificando en forma espontánea a través de la improvisación.

Yo enseño jugando. Mis chicos aprenden jugando. En la relación musical que se establece a través del piano, los niños llegan a lograr una participación activa, una entrega, una seriedad y un goce solamente comparables a los que se dan en las más afortunadas situaciones lúdicas.

Cuando los niños se desarrollan en forma sana y natural, un poco a cubierto de ciertas notorias interferencias antieducativas con que un ambiente ansioso, descreído, atiborrado de objetos y metas materiales y por ende, con una jerarquía de valores severamente trastrocada, los bombardea a través de los medios de comunicación masiva, conservan una extraordinaria capacidad para regocijarse y expresar asombro por todo aquello que involucra vida. No nos extraña, pues, que se sientan tan atraídos por la música, portadora de movimiento, emoción y energía sobre todo antes de comenzar el estudio “serio” de un instrumento.

Continuar Leyendo     »

Piano a cuatro manos

Editorial: DINSIC, Barcelona, España.

piano4manos_1Libro I: en DO.

El primer paso en el aprendizaje de un instrumento consiste en explorarlo, tocarlo, conocerlo: esto es, en expresarse libre y espontáneamente a través del mismo.

La obra está dirigida a principiantes (niños y adultos). Incluye materiales, en su mayor parte inéditos, compuestos o arreglados por niños y adolescentes. Algunos de éstos de verdadero valor testimonial, por tratarse de composiciones espontáneas que ponen de manifiesto la originalidad y riqueza de su mundo sonoro interno.

Son sus objetivos:

a) Fomentar el aprendizaje por múltiples vías o procedimientos, introduciendo materiales aptos para ser transmitidos y aprendidos en forma directa sobre el instrumento.

b) Ofrecer al estudiante de música un repertorio fácil y variado, que integre diferentes géneros (jazz / pop, latinoamericano)., obras de alumnos y jóvenes profesores del nivel inicial.

c) Destacar la importancia de la lectura estructural, basada en la identificación de conjuntos y patrones musicales característicos, de carácter rítmico-melódico-armónico, etc.

d) Introducir gráficos y partituras analógicas junto a las partituras convencionales con el fin de estimular el interés del estudiante respecto de la notación musical.

Continuar Leyendo     »

Piano Joven

piano-jovenPiezas originales compuestas por niños y adolescentes para enseñar y aprender por lectura o sobre el teclado
Editorial:
DINSIC, Barcelona, España.

Los autores de esta serie de composiciones originales para piano son niños, adolescentes y jóvenes estudiantes. Han colaborado también colegas que comparten nuestra mirada pedagógica.

Se trata de un repertorio abierto de piezas y actividades musicales para piano y no de un método gradual.

Estas propuestas tienen por objeto estimular en los alumnos la percepción estructural de los aspectos sonoros a través de tareas relacionadas con la audición, el análisis y la acción musical, asociando el discurso y la ejecución instrumental con recursos gráficos y verbales tales como:

• Diseños analógicos, representación de teclados, etc.

• Utilización de números, cifras, conjuntos, etc.

• Referencia a escalas y modos.

• Bases de improvisación (ostinati, acordes, cifrados y secuencias armónicas)

• Planos formales.

Continuar Leyendo     »

12 de diciembre de 1997. Concierto didáctico

Niños (7-11 años)

Participantes: Santi Golstein, Sacha Zvetelman, Marina Beresniak, Josefina garcía, Lucio García, Mariel Rascován y Gastón Grinszpun.

Centro Cultural San Martín. Sala Alberdi.