Melodías para Formar

mercurioDiario EL Mercurio. Santiago de Chile. Chile. 21/04/2001

Aunque en muchos aspectos se ha considerado como una asignatura de bajo perfil, la educación musical llena una serie de necesidades personales y grupales, crea lazos afectivos y de cooperación, refuerza el desarrollo sicomotor y fomenta la responsabilidad y la constancia. La reforma educacional busca potenciar esta expresión artística integrándola a las otras áreas de la enseñanza, con el fin de formar individuos más sensibles y completos.

“Quien no se deja encantar por el arte de la música, difícilmente será capaz de acciones nobles”, declaró Shakespeare en el siglo XVI. El sentido de su afirmación no era del todo nuevo. Ya en la antigua Grecia, Platón y Aristóteles hablan tratado de desentrañar desde la filosofía los misterios de este arte invisible que brotaba del alma y a la vez formaba parte de ella.
Pero aunque Innumerables pensadores en distintos tiempos y latitudes han tenido para ella emotivas palabras de elogio, la música y su enseñanza no han encontrado en todas partes el sitial privilegiado que los sabios antiguos le concedieron.
“Todavía está extendida la Idea de que la educación musical -al igual que la educación física- es la asignatura para sacarse sietes y subir el promedio. No se ha valorado en su justa medida su aporte al desarrollo integral del niño”, afirma Concepción Martorell, jefa de la carrera de Educación Musical de la Universidad Andrés Bello y pedagoga de vasta experiencia.

Continuar Leyendo     »