Canten Señores Cantores

canten_senores150 canciones tradicionales argentinas.

Tomo I (infantiles y niños) y Tomo II (adolescentes).

Autores: Violeta de Gainza- Guillermo Graetzer.

Editorial: Ricordi

“La experiencia ha demostrado reiteradamente que el éxito de toda iniciación musical depende en gran parte de la calidad y riqueza del cancionero que se maneja. En efecto, el cancionero infantil tiende, cada vez más, a convertirse en el verdadero eje de la enseñanza de la música, enfocada con un criterio moderno.

Fue propósito fundamental de este trabajo contribuir al desarrollo de la educación musical, poniendo en manos de los maestros y profesores de música un material auténtico, capaz de influir activa y positivamente en nuestros niños y jóvenes a través de las distintas etapas de su formación.

Nos pareció lo más indicado remitirnos a las fuentes mismas del canto popular, infantil y “folklórico”. Se ha dicho que no hay nada más adecuado para la sensibilidad de un niño que esas melodías a veces seculares -aunque lamentablemente cada vez más olvidadas- y esos versos que, por la gracia y frescura de su contenido, se dejan repetir hasta el cansancio por chicos y grandes.

Este cancionero tradicional argentino, que hemos ordenado teniendo en cuenta la edad o la madurez del niño, está constituido en su totalidad por canciones anónimas. Buena parte de ellas ya figura en colecciones anteriores realizadas en nuetro país por los folkloristas y estudiosos reconocidos de la materia, mientras que otras, que aparecen anotadas aquí por primera vez, fueron recogidas por los autores o bien obtenidas en forma directa por gentileza del recopilador.

En cuanto a la autenticidad de las canciones, nos hemos ajustado a las versiones originales, salvo en el caso en que alguna irregularidad rítmica o melódica ponía al descubierto imperfecciones individuales de la versión a la cual sin duda se remitió fielmente el folklorista. Al eliminar estas notorias irregularidades, tenemos el propósito de restablecer la forma original.”

“Aspiramos a que este cancionero contribuya a impulsar la tarea en que nos hallamos empeñados actualmente los maestros y profesores de música: lograr que los niños argentinos amen y canten sus canciones, ya que éste es el medio mejor y el más directo de prepararlos para el goce de la música.”

buy

Canten señores cantores de América

Canten-Sres-cantores-de-America-001100 canciones tradicionales de los países americanos.

Autores: Violeta de Gainza- Guillermo Graetzer.

Editorial: Melos

“La extraordinaria riqueza geográfica, histórica, cultural y social de los países americanos aparece fielmente reflejada en sus canciones.

Si bien es sabido que el proceso de la educación musical propiamente dicha se inicia con la toma de conciencia que el niño realiza de los elementos musicales contenidos en su propio cancionero tradicional, se deberá procurar al mismo tiempo que amplíe progresivamente su mundo sonoro, de la misma manera en que va extendiéndose cada vez más el ámbito de sus experiencias e intereses generales a partir de aquello que le es más próximo. Para lograr este objetivo, nada más apropiado que la infinita variedad melódica y rítmica del cancionero de América, donde no se encuentran repeticiones ni lugares comunes.

Tuvimos especial cuidado al seleccionar el material. Hemos recurrido, siempre que ha sido posible, a cancioneros locales de distintos países y sólo por excepción a colecciones interamericanas ya existentes. De este modo, se aseguraba al mismo tiempo una mayor autenticidad del testimonio musical y un mayor aporte pedagógico. Procuramos incluír una buena cantidad de ejemplos típicos, autóctonos y en el caso de los países de mayor amplitud geográfica, y por ende de fisonomía más variada, tratamos de reflejar con un número proporcional de canciones aquella diversidad geográfica y cultural.

Los arreglos corales a varias voces que figuran en este volumen son variados pero sencillos y se prestan para ser ejecutados sin dificultad por coros de niños y de jóvenes.”

“Como pedagogos musicales consideramos que la presencia de estas cien canciones -de innegable belleza unas, de indiscutible interés otras- contribuirá a volver más atractivo el estudio de la música para los niños y jóvenes que asisten a nuestras escuelas. Confiamos en que, al entonar estas melodías y pronunciar estos versos llenos de candor que caracteriza a las expresiones genuinas de los pueblos, llegarán a sentir de una manera más profunda la verdadera esencia de su naturaleza americana.”

buy

La Educación Musical en el siglo XX

revista_chilePublicado en la Revista Musical Chilena, No 201, enero-junio 2004. Universidad de Chile. Facultad de Artes.

La educación musical en el siglo XX (1)

por Violeta Hemsy de Gainza.

Cada vez que nos reunimos con profesores de música corroborarnos que éstos siempre están deseosos de aprender nuevos recursos para aplicar en el aula, además de recibir materiales, técnicas e ideas que les ayuden a optimizar su trabajo. Esto es por cierto sumamente positivo, pero conviene recordar que la educación musical no es diferente de otros campos del conocimiento y, por lo tanto, sobre todo en la época en que vivimos, cuando se consigue un empleo o se realiza una tarea específica es primordial conocer qué es lo que realmente se hace, para quién se trabaja, por qué se trabaja… Y en caso de no poder renunciar, por motivos de necesidad, a determinada actividad a la que no se adhiere enteramente, es necesario saber de qué manera proceder, hacia dónde apuntar, con qué personas y de qué manera asociarse y colaborar, etc.
El siglo XX fue una época de descubrimientos e invenciones, con un ritmo inédito a través de la historia. Fue el siglo del psicoanálisis, de los vuelos espaciales, de la radioactividad, la tecnología, la informática, la ecología… Desde el punto de vista de la educación musical, también podría ser denominado “el siglo de los grandes métodos” o “el siglo de la Iniciación Musical”. Hoy en día, cuando a un especialista en informática, por ejemplo, le preguntamos: “¿Cómo se encuentra posicionado nuestro país en el tema?”, en general nos responde que, en cuestiones de desarrollo, nos encontramos “más o menos, dos o tres años retrasados respecto de Francia”. “Y Francia ¿cómo está ?”…,” dos años detrás de los Estados Unidos de Norteamérica”. Algo semejante acontece cuando se focaliza la educación general o la educación musical, en particular; estas especialidades también van detrás del carro, siguiendo a los países líderes en materia de innovaciones.

Es nuestro propósito proponer, a continuación, desde la óptica de la educación musical, una secuenciación provisoria de los desarrollos pedagógicos que se sucedieron en nuestros países a lo largo del siglo XX.

Continuar Leyendo     »